Los universitarios de Melilla piden a Chacón que permita a los soldados tener el pelo largo

Publicado: 19 agosto, 2009 en 2 - Noticias sobre las reivindicaciones

El presidente de la Asociación de Jóvenes Universitarios de Melilla, José Valdivieso-Morquecho, se ha dirigido a la ministra de Defensa para solicitarle que se permita que los hombres que ingresen en el Ejército puedan llevar el pelo largo y no se les obligue a raparse.

En la carta que Valdivieso-Morquecho ha enviado a la ministra de Defensa, Carme Chacón, el dirigente estudiantil considera que la obligatoriedad de los soldados de llevar pelo corto “supone un atentado contra la igualdad de la que tanto alardea el Gobierno y contra el principio de igualdad recogido en la Constitución Española”.
Valdivieso-Morquecho pregunta a la ministra “¿por qué una mujer con pelo largo puede ser militar y un hombre con pelo largo no?” y agregó que “algunos me contestan que es que se lo recogen en una coleta, pero ¿acaso no puedo hacer lo mismo?”.
En este sentido, el presidente de la Asociación de Jóvenes Universitarios de Melilla apela a la “vertiente progresista” de Chacón y le ruega que “por favor conteste qué opina al respecto y si en la agenda del Gobierno está modificar esta discriminación que sufren los hombres en el Ejército español”.
José Valdivieso-Morquecho afirma que su intención es ingresar en el Ejército como soldado profesional pero cortarse el pelo puede suponer una barrera infranqueable para casos como el suyo. “Como se podrá imaginar, tengo el pelo largo. Lo llevo así porque me gusta, porque lo prefiero en definitiva, es una elección personal”.
“Evidentemente, si tuviera que tener que pelarme por algún motivo de vida o muerte, me lo cortaría, pero jamás lo haré para poder entrar en el Ejército”, agrega el joven universitario.
Por ello, concluye su carta a la ministra indicando que “de su respuesta dependerá que continúe adelante” con su intención de ingresar en el Ejército “o no querer saber nada de él”, no sin antes, admitir que su nombramiento hace más de un año como titular de Defensa le produjo “una gran alegría, fundamentalmente por su personalidad y liderazgo, pero también por ser mujer y por estar embarazada”.
“Su nombramiento fue el más fiel reflejo del maravilloso avance social que los españoles hemos experimentado conjuntamente durante la transición”, aseveró.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.